Ejercicios para los dolores menstruales

Existen ejercicios para los dolores menstruales y prevenir su aparición en los días previos a la regla. Se ha demostrado que la actividad física aumenta la circulación sanguínea evitando la formación de coágulos, además de inducir la relajación y prevenir la retención de líquidos. También se liberan endorfinas, que ayudan a reforzar las defensas al tiempo que reducen la experiencia del dolor.

Los ejercicios aeróbicos: Con esta forma de ejercicio se producen endorfinas que ayudan a reducir la tensión y a disfrutar de una mayor sensación de relajación física, así como a reducir el dolor. Estas son algunas actividades aeróbicas:

  • Clases de baile
  • Caminar
  • Pasear en bicicleta
  • Yoga

Además de estas actividades, puedes practicar ciertos ejercicios específicos durante la menstruación para aliviar los cólicos y relajar todos los músculos de la incómoda zona. Se trata de ejercicios particulares que puedes realizar en casa y que sólo te llevarán unos minutos de tu tiempo.

  • Acuéstate boca abajo, dobla las rodillas y estira los brazos a los lados del cuerpo, manteniendo las piernas cerca de las caderas.Posteriormente, inspira profundamente y luego suelta el aire lentamente, dejando que las piernas se desplacen hacia el lado derecho mientras mantienes el tronco en el suelo.
  • Colócate boca abajo en la misma esterilla, utilizando las palmas de las manos para apoyarte en el suelo. Levanta el tronco y la cabeza lo más alto que puedas, respira profundamente en esta posición, mantén el aire durante unos segundos y luego desciende lentamente la espalda hasta el suelo.
  • Por último, debes acostarte boca arriba, levantar las piernas y mantenerlas juntas durante unos minutos es otro ejercicio eficaz para aliviar los dolores. Además, puedes apoyarlas contra una pared para que el movimiento sea más cómodo, pero recuerda respirar profundamente mientras lo haces.




¿Qué es normal durante la menstruación?

El ciclo menstrual es un conjunto de cambios que se producen mes a mes en el cuerpo de la mujer mientras se prepara para la posibilidad de concebir. La ovulación es un proceso mensual en el que uno de los ovarios libera un óvulo. Además, sufren cambios en las hormonales, los cuales preparan al útero para el embarazo. El tejido que recubre el útero es evacuado a través de la vagina si se produce la ovulación pero el óvulo no es fecundado. Esto marca el inicio del ciclo menstrual.

El ciclo menstrual, que va desde el primer día de una regla hasta el primer día de la siguiente, es diferente para cada mujer. El flujo menstrual puede durar de 2 a 7 días y puede producirse cada 21 o 35 días. Los ciclos largos son frecuentes en los primeros años tras el inicio de la menstruación. En cambio, los ciclos menstruales tienden a acortarse y hacerse más regulares a medida que se envejece.

La menstruación puede ser leve o abundante, dolorosa o indolora, larga o corta, y seguir considerándose normal si el ciclo menstrual es regular (aproximadamente la misma duración cada mes). "Normal" se refiere a lo que es normal para ti dentro de un amplio rango.

Ten en cuenta que algunos anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas de ciclo prolongado y los dispositivos intrauterinos (DIU), modificarán tu ciclo menstrual. 

Es posible que tu periodo vuelva a ser irregular cuando te acerques a la menopausia. Sin embargo, dado que el riesgo de cáncer de útero aumenta con la edad, cualquier sangrado anormal durante la perimenopausia debe ser comunicado a su médico.